diciembre 10, 2008

Manifiesto sin título

Quiero madar un saludo

A los choferes de micro
Por lo mierda que son y por gusto.

A nuestras autoridades actuales
Por lo mal que lo hacen y por lo mal que nos tienen.

Al sistema en que todos estamos inmersos
Pero que nadie está cerca del otro.

A nuestros trabajos
Que no nos dejan tiempo para nada y no dejan nada de dinero.

Al señor flaite
Que me hace escuchar su música en su celular
Y después me flaitea el mío.

A los cabeza de aserrín
Por los que no puedes salir tranquilo sin animo de pelear.

A los insulsos que creen ser perfectos y tener la verdad
Que golpean y matan a quinenes no son o piensan como ellos.

A las mentes transparentes
Porque no son culpables de no cultivarse.

A Edmundo (aunque me enferma)
Porque todos lo odian y aún no le empata a nadie.

A los que odian y hacen daño porque sí
Porque hay que rezar por ellos.

A los que abusan de su poder
Porque el mismo los terminará matando.

A los que crean las injusticias en la sociedad
Porque de sus manos no sale el barro o la sangre.

Y quiero saludar de manera muy especial

A todas la mujeres exquisitas que he mirado
Y que no me han dado sonrisa, mirada o bola
Porque no saben lo que se pierden.

A todos los psicópatas que violan niñitas
Porque todos tenemos ganas de descuartizarlos.

A la justicia chilena
Porque nos hace reir.

A la que alguna vez me dejó sin razón ni razones
Porque ahora soy feliz.

A los que intentaron pasarme por encima
Porque me enseñaron a no aguantarlo.

A mi Padrino
Porque puta que la cagó con matarse.

A todos y todo los que contribuyen de forma óptima
A hacer que mi día sea una mierda...

Porque a veces lo consiguen,
Pero otras me dan la posibilidad
De gritarle al planeta en su cara
Que me cago en el mundo adverso.

2 comentarios:

Cordelia dijo...

Mira lo que hace el estrés, un mal día y el insomnio obligado. Demás está decir que comparto muchas de las cosas que dices, en especial la de los flaites, que me recuerda a la del celular con regetón (o cómo se escriba eso) en la pechuga.

Ojo, estoy rezando, como dices, y espero que funcione. Sobre todo por lo segundo. Nunca hay una razón, verdad??

Un beso.

Felipe B. dijo...

Manuel, llegué a su blog mediante el blog del Beto, me daré mis vueltas por acá para leer y comentar sus escritos, este en particular me gusta mucho, aunque no he leído los escritos anteriores a este, cuando tenga más tiempo... en fin, saludos.