octubre 07, 2013

Ojos

Quisiera ser capaz de capturar
aquella mirada que no se puede descifrar.



Además de contemplar algo sublime
sin poder pestañear,
y no perder aquella fascinación,
se debería lograr conservarla
para siempre
como escultura, como creación.



Aquella mirada es pureza, beldad,
es sensación incorpórea




Suspenderme en el espacio de manera consciente
y entender la profundidad de la sutileza




Es perfección, es perversión y sacralidad,
Porque si tocas el vacío nace la belleza
y si tu mirada me toca...
me creas en infinidad.

septiembre 30, 2012

Pintada en mi lienzo


Un instante perfecto es contemplarte pensar:
deseo capturar tu mirada
y poder beberla cuando quiera.
quisiera robarme tu sonrisa
para embriagarme mil veces
con su néctar enloquecedor.
Te perseguiré a través del aire
con los ojos cerrados
solo guiado por la hipnosis
del olor de tu alma
bésame para que recuerde la frescura de la fruta
que endulza y cautiva.
Eres única, eres arte, eres perfección,
fuerza, misterio… creación.

Puedo flotar cuando me miras a los ojos
Y olvido que es el mundo y que estoy ahí.
Tus movimientos son melodía
Armonía ensamblada con gracia,
suspensión momentánea de la realidad.

Hermosa, inconsciente, abstraída.
Ni siquiera te das cuenta de tu inmensidad.

septiembre 30, 2009

El Misionero.

Manuel Soto


Me tiene enfermo todo el mundo, quiero desaparecer de una vez de este lugar. Es que nadie de la gente que me rodea en este mundo, es que ninguno es digno del amor del Padre.

Humanos, tan inferiores y con el hermoso regalo de la Redención: violadores, asesinos, envidiosos, ladrones, mentirosos... todos tienen la capacidad de arrepentirse un segundo antes de su muerte. Me enferma ser humano, haber nacido de una humana anteriormente penetrada por un humano, ayudada por otra humana que me recibió como humano a este mundo lleno de otros humanos. Y están en todos lados: En mi casa, en mi barrio, en las calles, en la televisión... en mi trabajo. Ya me tienen hastiados los imbéciles que tengo que soportar en el trabajo, ninguno me logra entender, mi coeficiente es mucho más alto que el de ellos. Me molesta porque son los más humano entre los humanos. Merecen morir... al fin ocuparé la pistola que le compré a precio huevo a ese humano que estaba angustiado por un poco de droga. Sé que ellos no estarán bajo el alero del padre misericordioso porque ellos no han recibido a Dios en su corazón, a ellos el padre no se les ha presentado con su nombre y les ha hablado directamente; como a mí, que me salvó la vida. Por eso no merecen vivir.

Por suerte, el guardia de la empresa no me vio entrar, siempre me revisa con el detector de metales al entrar, no sé qué tiene contra mí, pero hoy no le pedí permiso para entrar, así puedo recorrer este largo pasillo sin problemas, porque ya sé donde están las cámaras, así puedo deslizarme sigiloso, invisible, como un gato negro. Así nadie me ve pasar entre los diferentes despachos, hasta llegar a Ventas, donde sólo una puerta me separa de mi misión, de la misión que nadie comprende, de la misión que no me permite dejarle ni un segundo para que se puedan arrepentir... ¡¡¡Al suelo grandísimos conchadesumadres que hoy tendrán el honor de que los mate!!!

septiembre 03, 2009

Mis amigos querIDOS

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren
"Contigo" Joaquín Sabina





Para el peor de Chile y la Arpía Betada


Esteeeeeee…

Siento tu presencia maligna en este puerto lleno de luces, siento tus inmundo pies pisando estas calles llenas de viento y colores, te siento cerca de ese lugar… y vas allá entre sus piernas, a la de esa arpía, y dejas mis cervezas por ella, y dejas la vida por ella y yo me rio y lo comprendo, los comprendo, la comprendo. De hecho me gusta que así sea.

¡Están juntos, los muy cochinos están juntos! Con una vasta historia detrás de cada uno, llegan a besarse, mirarse, conocerse y entenderse. Están juntos y yo estoy feliz por eso.

diciembre 21, 2008

Deseo oculto


Manuel Soto

 

Eres exquisita, pero eres una perra. Ni siquiera me miras aún cuando sabes que yo te trataría mejor que cualquiera de aquellos que sólo utilizan tu cuerpo. Pero no quieres entender que yo soy mejor que ellos… no soy tan atractivo, tan carismático y en realidad el mundo me rechaza… pero soy más inteligente. Me gustaría tenerte, poseerte, besar cada parte de tu cuerpo como ellos lo han hecho, pero no puedo, sólo quieres ser mi amiga y la única manera que tengo de poder tocarte es cuando te empujo, cuando te pego o cuando juegas conmigo a cualquier tontera de aquellas. Estoy más que harto de masturbarme pensando en ti, en las cosas que haríamos, en todo el sexo que tendríamos, en las cosas que me harías si me desearas… y si un día vinieras a mi casa por mi invitación a ver una película (cuando coincidentemente mis padres salieron hasta mañana), y si por tu ingenuidad, que más me excita, te convenciera de que su subiéramos a mi habitación para estar más cómodos y te desnudara aunque fuese a la fuerza, para entrar en ti con tu consentimiento o sin él, recorrería tu cuerpo, cada lugar de tu cuerpo, ese cuerpo que es exquisito, blanco, firme, un cuerpo moldeado entre tu juventud y la natura que te entregó unos pechos grandes, redondos, un culo hermoso, perfecto, un cuerpo generoso en curvas y suavidad, que tiene un rostro y unos ojos de ingenuidad pero una actitud y una disposición de ramera.

 

Quiero poseerte, a cualquier precio, pero no me miras como yo lo hago, y entonces sólo puedo conformarme con ser tu amigo y hacerte creer que no tengo intenciones contigo, aunque nunca sabré si no sabes la intenciones que tengo en cuanto a llevarte a mi cama o si las sabes pero has entrado sin problemas en este juego de esconder las verdaderas intenciones que uno tiene. 

diciembre 10, 2008

Inexplicable


Ella es hermosa.

Ella tiene la piel blanca y un vestido negro.

Ella tiene el pelo negro y labios perfectos.

Ella está llorando.

Ella tiene el maquillaje corrido.

Ella trabaja y es exitosa.

Ella tiene en su mano un vaso de whisky.

Ella tiene en su lágrima un mar de soledad.

Ella mira por la ventana las luces de la ciudad.

Ella vuelve a la mesa y apaga el cigarro.

Ella corre hacia la ventana y rompe el vidrio con su cuerpo.

Ella estaba en el sexto piso.

Adulterio




Me cagaste.

¿Cómo puedes negarlo si te estoy viendo con otro en mi cama?

No me verás nunca más en tu vida. Ni siquiera las perras cagan donde comen.

Y voh weón, qué tanto lloras. ¿Acaso nunca te han apuntado con una pistola?

Manifiesto sin título

Quiero madar un saludo

A los choferes de micro
Por lo mierda que son y por gusto.

A nuestras autoridades actuales
Por lo mal que lo hacen y por lo mal que nos tienen.

Al sistema en que todos estamos inmersos
Pero que nadie está cerca del otro.

A nuestros trabajos
Que no nos dejan tiempo para nada y no dejan nada de dinero.

Al señor flaite
Que me hace escuchar su música en su celular
Y después me flaitea el mío.

A los cabeza de aserrín
Por los que no puedes salir tranquilo sin animo de pelear.

A los insulsos que creen ser perfectos y tener la verdad
Que golpean y matan a quinenes no son o piensan como ellos.

A las mentes transparentes
Porque no son culpables de no cultivarse.

A Edmundo (aunque me enferma)
Porque todos lo odian y aún no le empata a nadie.

A los que odian y hacen daño porque sí
Porque hay que rezar por ellos.

A los que abusan de su poder
Porque el mismo los terminará matando.

A los que crean las injusticias en la sociedad
Porque de sus manos no sale el barro o la sangre.

Y quiero saludar de manera muy especial

A todas la mujeres exquisitas que he mirado
Y que no me han dado sonrisa, mirada o bola
Porque no saben lo que se pierden.

A todos los psicópatas que violan niñitas
Porque todos tenemos ganas de descuartizarlos.

A la justicia chilena
Porque nos hace reir.

A la que alguna vez me dejó sin razón ni razones
Porque ahora soy feliz.

A los que intentaron pasarme por encima
Porque me enseñaron a no aguantarlo.

A mi Padrino
Porque puta que la cagó con matarse.

A todos y todo los que contribuyen de forma óptima
A hacer que mi día sea una mierda...

Porque a veces lo consiguen,
Pero otras me dan la posibilidad
De gritarle al planeta en su cara
Que me cago en el mundo adverso.

septiembre 22, 2008

Vendetta



A Beto Pinto Recabal

 

 

Perra de mierda, Me cagó, Mi auto.

 

 Una caja de fósforos, un bidón de bencina, un pecho negro de odio y ya está.

-¿Por qué chucha mejor no me publicó en Internet?

 

Pero si yo nunca hice nada como para que me haga una webada así, siempre le dejé claro que nuestra relación no trascendía de la cama, de sus pechos que siempre me gustaron tanto, de su inmenso y blanco culo que se movía de una forma que pocas veces he visto.

 

-¿Tendrá noción esta estúpida de lo que cuesta un auto como para que llegue un día y le prenda fuego?

 

Bueno que de pronto lo quemó para borralo de su memoria, ya que… cuando ella veía el auto estacionado afuera de su oficina sabía que irremediablemente se iba a subir a él, iríamos a algún lugar limpio, cómodo, bonito, donde puedieramos estar tranquilos y donde pudieramos tener sexo por varias horas para luego irme a casa con mis hijos, mi mujer y mi nana que cocina increíble.

 

Los bomberos, para perder agua en echarle a ese carbón de lata. No logro entenderla, yo nunca le mostré ni un acta de separación, ni un vestido de novia ni ninguna de esas pelotudeces que utilizan los cretinos que no son capaces de llevar una mujer a la cama.

 

A llamar un taxi y mañana al seguro, donde me darán una larga lista de daños que cubre el seguro, donde podría apostar que no está incluído el incendio del auto por parte de una psicótica despechada.

 

-¿Por qué a mí? Yo no soy nadie, sólo alguien que se toma una copa con los pocos amigos que tengo, sólo soy alguien que trabajo obsesionadamente bien para ser el mejor, sólo soy alguien que me gusta despojar a las mujeres de su ropa interior. Yo… sólo soy un hijo de puta que tiene suerte-.  

Expiación de los pecados

Manuel Soto

 Ascensor. Piso 6, departamento 12.

 

Primero el living, ese maldito lugar donde me senté, me acosté, me reí, me dormí, me embriagué… me hice penetrar. Luego el comedor, donde acostumbrábamos a alimentar-nos, esta mesa de roble antiguo que tanto le gusta y que va arder increíble, un poco más de combustible, el fósforo prendido y ahí está. Ahora la cocina, cuantas veces hicimos juntos cosas exquisitas y no sólo para comer; por muy hermosa que era es necesario que prenda este fósforo sobre ese combustible transparente. Final del pasillo y la habitación (el cuarto de los cachureos no me interesa), quiero quemar todo esto, esos veladores, este estúpido espejo antiguo, esos inentendibles cuadros caros, ese clóset gigante, pero sobre todo: esa maldita cama, que conozco centrímetro por centrímetro, no me interesa gastar lo que me queda en el bidón  en ella y tirar la caja junto al fósforo prendido… ¿humo? Fuego. Qué hermosa vista… se me olvidó que el living y el comedor debía ser lo último.  

agosto 26, 2008

Sin besos, sin testigos


Manuel Soto


Sin besos, por favor, eres una puta y yo tengo mujer. Te quiero, como una amiga, pero nada más deseo tu cuerpo. Tú cumple tu función, sólo eso. No hay razón para hacerlo de otra manera que no sea a mi manera: Será mucho, será hoy, será bueno porque eres muy buena en esto, eres excelente en esto. Por eso siempre llego sediento de sexo a tus sábanas, con esa sed que nadie puede controlar pero que tú apaciguas efectivamente aunque sea por un momento. Desde que te vi, vi como me miraste y supe que algún día, de algún modo u otro, en algún momento, terminaríamos entrelazados, jadeando entre cadencias en posición supina, o enroscados de lado, frente a frente, haciendo cualquier movimiento posible para acercarse y adentrarse al otro. Sólo sexo ¿qué más? ¿Para qué otra cosa soy bueno?

Amo tu sed de sexo, es la misma que la mía, somos iguales, somos los dos unos perros inmundos, pero tiramos como nadie. Amo como haces con mi pene más cosas de las que yo podría si quiera imaginar. Amo como te mueves sentada con tus piernas abiertas sobre mi pelvis. Amo como se moja tu lencería cuando te toco, ya sabes que te lo haré como a ti te gusta: bien y mucho, amo cuando siento tu cuerpo mojado en sudor, sobre todo tus piernas que brillan cuando me montas sometiéndome cual animal, y te sigues moviendo de una forma exquisita, sentada sobre mí, con tus pechos generosos, blancos y desafiantes moviéndose junto contigo. Amo cuando me pegas, cuando quieres que te pegue. Amo que me rasguñes, que me marques la espalda y lenguetees mi sangre. Amo tus ojos y cómo me miran cuando te cambio de posición una y otra vez. Amo la manera que tu culo busca mi pene con movimientos hacia atrás. Amo cuando me practicas sexo oral antes durante y después de penetrarte, cuando me estiro en mi cama, mi glande llega a tu garganta, acabo en tu boca y bebes mi leche que sale a borbotones como como si te alimentaras de ella.Amo morder tu pera mientras nos movemos engranajenados. Amo penetrar tu ano y que tú pases tu lengua por el mío y después debajo de mis testículos. Amo tus carnes, generosas, blancas curvas, duras, suaves, sudadas, ardientes, blandas, acogedoras, perfumadas, dulces, sensibles, lengueteables, tuyas. Amo cuando gritas de placer, cuando tus ojos se desorbitan y cuando se dilatan tus pupilas, tus dedos se quieren alargar, cuando explotas, no sabes si pegarme, apretarme, rasguñarme, agarrarme y optas por empujarme más adentro. Amo seguir penetrándote después de tu segundo o trecer orgasmo como amo seguir penetrándote después de eyacular con mi pene rebentando dentro de tu vagina tibia, suave y acogedora… y cogedora… Amo darnos el tiempo para caer de espalda exhaustos, sudados, mojados, con el pubis inundado de fluidos vaginales y seminales ¿mencioné que amo que estés mojada? Porque sale a chorros tu exqusito líquido.

Eres una diosa, lo sabes, una perra exquisita, la mejor, por eso te busco y te he buscado desde siempre, porque eres exquisita, porque lo haces exquisito, eres una experta, una profesional. Te busco también porque no le dices a nadie, y lo que hacemos es dentro de tus cuatro paredes, porque no acabamos nunca, y cuando logramos acabar, por completo, como ahora, es al final de varias horas y eso es morir, de cansancio, de placer, de deshidratación testicular y vaginal, morir en espíritu y en nuestra aura. Los descanzos nos permiten controlar que el corazón no se nos salga por el pecho y el reloj nos obliga a vestirnos luego del crimen perfecto, con los cuerpos del delito vestidos después de la ducha, sin victimarios, sin víctimas… sin testigos.

agosto 12, 2008

Bullying


Manuel Soto

Ellos no me gustan, me acorralan. Odio como me miran, no soporto como sus risas retumban en mi cabeza. No saben lo que siento cuando dicen que soy un idiota, un perdedor; cuando me dicen que no sirvo para nada… me duele porque me he dado cuenta de que es verdad. Algunas veces intenté ser su amigo, pero para variar, ellos se rieron de mí. Hacen mofa de la manera “siútica” de hablar, pero ¿Qué hay de malo en emplear bien el lenguaje?

Me quiero morir, nunca más quiero ir al colegio, mis padres están decepsionados porque me esstá yendo mal en las notas; yo trato de poner atención, pero sus risas y sus voces me perturban desde que abro los ojos hasta que los cierro. La profesora y el orientador dicen que tengo “La crisis de los 15” y que eso me ha costado el no saber socializar.

Hoy no comeré tampoco, el olor de la comida me da asco. Creo que escribir un diario no es de hombre, pero estas bitácoras son mi única manera de desahogarme, pero no la única ni la suficiente.

La solución ya la tengo, creo que no soy digno de vivir, lo único que hago es darle problemas a mis padres. Le saqué el revolver a mi papá, mañana lo pondré en mi boca y lo dispararé, pero con la última bala: con el resto habré hecho que muchos de los que tampoco merecen vivir, igual que yo, se vayan al infierno conmigo.

agosto 02, 2008

Quien mató su esencia


Manuel Soto


Él siempre quiso ser otro. Siempre quiso optar algo mejor, a tener una vida diferente, lejos de donde nacimos. Su infancia fue dura, como la mía, en nuestro mundo no hay lugar para los débiles, para la depresión, para la falta de rumbo en la vida ni para la baja autoestima. En nuestro mundo si quieres vivir, debes luchar día a día por ello, como sea. De hecho él lo tuvo claro siempre, por ende era el mejor en lo que hacía. Un vez alguien le pegó cuando era pequeño, y fue entonces cuando mi padre le enseñó entre gritos que los hombres no lloran; metió dos frazadas en un caco de dormir, amarró esto en un pilar del patio y le obligó a pegarle, toda la tarde, lo dejó solo… a los treinta minutos el saco se rajó a la miad con los golpes.

Pablo Maquilló sus papeles para entrar a la escuela, pero valió la pena siempre tuvo las mejores notas y siempre rendía bien en lo físico, en artes marciales… y en tiro tenía 100. Su carrera fue brillante siempre, reconocido por su sangre fría, experto en hallanamientos, jefe del escuadrón antidroga.

Por mi parte, reconozco que me enferman los uniformes, y aunque los tiras no usan, es peor porque por lo mismo se creen especiales. De hecho se creen lo mejor de lo mejor, por eso me carga. Por último los milicos no se meten con los civiles… mi hermano no, mi hermano era distinto, él siempre marcó la diferencia.

Sé perfectamente que vender droga es contra la ley, pero no entiendo por qué, es un delito sin víctimas, uno no mata nadie, o por lo menos no directamente. Yo nunca he consumido un gramo, mi papá menos y por supuesto que nunca hemos inducido a nadie para que lo haga, si la gente se quiere matar de a poco, no es mi problema, como les decía, en mi mundo se estila que si te quieres matar, alguien te pegará un tiro o te reglará un revolver, ya que si no quieres vivir y luchar, sólo estás malgastando oxígeno en este mundo.

De estudiar ni hablar, de hecho soy Ingeniero, pero creo estudiar no fue más que perder años de mi vida. Me fue excelente, la Universidad me enseñó muchísimo, pero no me enseñó a qué hacer cuando no te contratan, por eso es que tuve que dejar el Cálculo por aprender a defender a defenderme de la mexicanas como mi padre, que pensó que hoy era una (se acostumbraba que cualquiera se hacía pasar por detective y era sólo para robar la droga), por eso es que el viejo resistió a balazos el hallanamiento, mató a siete detectives blindados de pies a cabeza… ¿cómo? Disparándole en medio de los ojos, y por eso también es que el prefecto Pablo Hernández Villarroel irrumpió valientemente en la casa, apuntó al pecho del narco que se estaba resistiendo y que lo iba a matar también y dejó escapar la bala junto a una lágrima de sus ojos… Es por esto que no dudé en apuntarlo yo a él y dispararle en la cabeza desprovista de casco, una fracción de segundo después de que él viera quién le disparaba y por qué. Y por eso es que después de todo lo dicho, los inspirados subordinados admiradores de mi hermano me están dejando como colador justo en el instante posterior de que yo matara a mi hermano que mató a mi padre y con ello a él mismo.

julio 22, 2008

El último día


A Aníbal Francisco Javier



Hoy me levanté de malas. No quiero saber del mundo. El desayuno estuvo frío, son recién las nueve de la mañana y tuve problemas con tres micros que quise tomar antes de esta en la que voy. El primer chofer no me quiso parar, el segundo quiso cobrarme en exceso, y el tercero se enojó porque le pagué con un billete… ¡Ésa es manera de comenzar el día!

Creo que definitivamente hoy lo haré, ya es tiempo. He salido muchas veces con el revolver en mis bolsillos y no me he atrevido a hacerlo, no he tenido la valentía.

Me atormentan muchos fantasmas, ni siquiera logro caminar con normalidad, te necesito… pero ya no puedo hacer nada, hoy me di cuenta de eso, no puedo hacer nada porque estoy sobrando, debo estar tranquilo y asumir, con dignidad. El problema está en mi mente, mi imaginación que da para muchísimo y que insiste en torturarme con imágenes, aromas, sensaciones exquisitas que inevitablemente tienen que ver contigo desnuda, mirándome acostada en esa cama más mía que de nadie, con esa piel blanca y lisa que iluminaba la oscuridad de aquellas noches con sabor a cigarros y vino, sobre todo a vino. Tus manos sabias que me esculpieron como nadie, tu boca que me mordía, me besaba y me recorría a guisa para después entreabrirse dejando escapar gritos y gemidos desesperados y penetrantes.

No te olvido, estoy cierto, mas no puedo hacer algo para arreglarlo, aunque no seguiré con esto… hoy lo haré, tal vez estoy siendo redundante, pero de verdad esta vez sí… lo haré rápido, para que nadie sufra.

Cuando te encuentro entre esas cuatro paredes que nos albergaron alguna vez estás sola… en fin, no todo puede ser perfecto. Ves que saco mi revolver y que lo empuño con fuerza.

-Siempre quise algo así, no podría haber sido de otro modo- Esbozas una sonrisa.

Apunto directamente a tu pecho y no tienes ni ademán de resistirte, cuando disparo sólo se dilatan tus pupilas, como cuando te penetraba, de hecho caes lentamente apoyando tu espalda en la pared a la que te arrinconaba para besarte y excitarnos. Para terminar de una vez con esta historia, me siento a tu lado, doy vuelta el cañón hacia mí y con los brazos extendidos tiro del gatillo.

Sólo alcanzo a estar conciente de que esto es morir.