febrero 04, 2008

Infidelidad


Manuel Soto

Estoy nervioso, tiemblo. Nunca he hecho algo así. Pero ahora lo amerita. Tu mirada especial, tu sonrisa que hipnotiza. No logro evitarlo. Tu departamento, tu habitación, tu cama, tu cuerpo, tus labios, tus besos, tu respiración, tu risa, tus orgasmos, (bis). En tu cuerpo me sorprendió la mañana, repetimos nuevamente la secuencia. Tus risas, tu guardia de mi sueño, tus juegos, tu ducha, de nuevo tu cuerpo y tus caricias con tu boca, tu ropa, tu desayuno, tu mirada que se enfría (yo no sé lo que pasa), tu sonrisa serena.

-Hay un sabor raro en el café.
-Es cicuta.

Mi desesperación, mi intento de huida, el revolver que me muestras, me disparas en la ingle, me desangro, grito, me disparas en la frente, me callo y muero. Satisfecha.